Las enfermeras de este hospital son unas chicas muy atentas dotadas de un coño peludo y delicioso que hace vibrar de placer las pollas de los pacientes que cada vez que tienen necesidad de follar y la mujer o novia no están disponibles entran en acción enseñando sus coños para que les cabalguen como las zorras que son.