Hay chicas que tienen el coño muy flexible y les permite masturbarse introduciéndose prácticamente todo el puño, pero otras como esta asiática tienen la cualidad de poder meterse cualquier cosa por el culo y sin ningún problema esta chica me enseño todo lo que podía hacer, desde meterse un dilatador gigante anal hasta incluso una lata de coca cola, poniéndome tan cachondo que no podía parar de masturbarme mientras ella disfrutaba tocándose el coño completamente abierta de piernas.